"No hay decisiones buenas y malas, solo hay decisiones y somos esclavos de ellas." (Ntros.Ant.)

sábado, 20 de septiembre de 2014

QUMRAN -CARTA HALAQUICA 4QMMT-

Textos de Qumran
Textos Haláquicos

Carta Haláquica
(4QMMT)
(4QMisqsat Ma´aseh ha Torah = Algunos de los preceptos de la ley)
Texto completo
Por Florentino García Martínez

Buena parte del contenido de las “reglas” está formado por prescripciones haláquicas, normas concretas de conducta derivadas de una interpretación determinada de la legislación veterotestamentaria. Algunos textos, como el Rollo del Templo, por ejemplo, no son otra cosa que colecciones de halakot. Incluso dentro de narraciones para-bíblicas, como el libro de los Jubileos, la halaká ocupa un lugar importante.

Carta Haláquica
(4QMMT)
(4QMisqsat Ma´aseh ha Torah = Algunos de los preceptos de la ley)
Texto completo

1 […] un sábado en él; después del sá[bado, del primero y del segundo día, un tercer día] 2 es añadido. Y el año está completo, trescientos se[senta y cuatro] 3 días. 4 Estas son algunas de nuestras normas [sobre la ley de D]ios, que son par[te de los 5 preceptos que nosotros [consideramos y to]dos ellos conciernen a […] 6 y la pureza de […] … [Sobre la ofrenda del] trigo de los gen[tiles que ellos …] 7  y lo tocan […] y lo profa[nan: no lo comeréis.] 8 Del trigo de los gentiles [nada] será introducido en el templo. [… Y sobre el sacrificio] 9 que ellos cuecen en vasijas [de bronce…] 10 la carne de sus sacrificios y […] en el patio la […] 11 en la terminación de sus sacrificios. Y sobre el sacrificio de los gentiles: [nosotros decimos que ellos sacrifican] 12 […] que él está tirando hacia él. [Y sobre los sacrificios] 13  pacíficos que ellos dejan de un día para otro, no[sotros pensamos] 14 que la ofrenda ce[real debe comerse] con las grasas y la carne en el día de su sa[crificio, y que los] 15 sacerdotes deben vigilar en este asunto de manera que los [hijos de Aarón] no 16 introduzcan al pueblo en culpa. Y también en lo que concierne a la pureza de la ternera roja de la ofrenda por el pecado: 17 que quien la degüelle y quien la queme y quien recoja la ceniza y quien rocíe el [agua de] 18 purificación, todos éstos a la puesta del sol deberán ser puros, 19  de manera que quien es puro rocíe al impuro. Pues los hijos de 20 [Aarón] deberán [ser…] 21 [Y sobre las] pieles del gana[do y del rebaño, nosotros pensamos que …] 22  las vasijas de [piel…] 23 [para introducir]las en el tem[plo…] 24  Y también sobre las piel[es y los huesos de los animales impuros: no harán] 25 [de sus huesos] y de sus pieles asas de va[sijas. Y también, sobre los esqueletos] 26 [de los animales] puros: el que [transporta] su esqueleto, [no se acercará a la pureza santa] 27 […] Y también sobre […] que ellos […] 28 [… pues] 29 los sacerdotes deberán ob[servar en todas estas] cosas [para que no] 30 induzcan al pueblo en pecado. Y sobre lo que está escrito: [“Cuando un hombre degüella en el campamento” –ellos] 31 [degüellan] fuera del campamento- “un toro, o una [ove]ja, o una cabra”: el lu[gar del degüello es el norte del campamento.] 32 Y nosotros pensamos que el templo [es el lugar de la tienda de la reunión, y Je]rusalén 33 es el campamento; y fuera del campamento, es [fuera de Jerusalén;] es el campamento de 34 sus ciudades. Fuera del cam[pamento…] … […] Sacaréis las cenizas 35  del altar y quema[reís allí el sacrificio por el pecado, pues Jerusalén] es el lugar que 36 [escogió de entre todas las tribus de Israel…] 37 […] 38 [… ellos] no sacrifican en el templo […] 39 [Y sobre los animales preñados, nosotros pensamos que no debe sacrificarse] la madre y el hijo en el mismo día 40 [… Y sobre quien come, nosot]ros pensamos que se puede comer el hijo 41[que estaba en el vientre  de su madre después de que ha sido degollada; y vosotros sabéis que] esto es así y que este asunto está escrito; la preñada 42 [… Y sobre el Amonita y el Moabita y el bastardo y el que tiene los testículos aplastados y el que tiene amputa]do el penis, si ellos entran 43 [en la asamblea… y] toman un hueso 44 […] 45 […] nosotros pensamos 46 […] sobre ellos 47 [… que no se] junten y hagan 48 […] y que no los intro[duzcan] 49 [en el templo… Y vosotros sabéis que algunos] del pueblo 50 [… juntán]dose unos a otros. 51 [Porque los hijos de Israel deben guardarse de toda] la impureza del varón 52 [y ser reverentes con el templo. Y también] sobre los ciegos 53 [que no ven: deben guardarse de toda impureza,] y la impureza de 54 la ofrenda por los pecados ellos no la ven. 55 Y también sobre los sordos que no oyen la ley o los preceptos sobre la pureza y no 56 oyen las leyes de Israel, pues quien no ve ni oye, no 57 sabe practicar. Y éstos se acercan a la pureza del templo. 58 Y también sobre las corrientes liquidas: nosotros decimos que no hay en ellas 59 pureza. Incluso las corrientes liquidas no pueden separar lo impuro 60 de lo puro,  porque la humedad de las corrientes liquidas y sus recipientes es 61 una misma humedad. Y no debe introducirse en el campamento santo perros que 62 puedan comer algunos de los huesos del tem[plo… ] la carne sobre ellos. Porque 63 Jerusalén es el campamento santo, el lugar 64 que escogió de entre todas las tribus de Is[rael, ya que Je]rusalén es la cabeza 65 de los campamentos de Israel. Y también [sobre] la plantación de los árboles frutales: una planta 66 en la tierra de Israel es como las primicias, ella es para los sacerdotes. Y el diezmo del ganado 67 y del rebaño, es para los sacerdotes. Y también sobre los leprosos: nosotros 68 deci[mos que no] entrarán en la pureza santa, sino que solos 69 [permanecerán fuera del campamento. Y] también está escrito que desde el momento en que él se afeita y se lava permanecerá fuera  de 70 [su tienda siete] días. Y sucede que cuando son impuros 71 [los leprosos se acercan a] la pureza santa, a la casa. Y vosotros sabéis 72 […] y parte de él, traerá 73 [una ofrenda por el pecado. Y sobre el que obra con insolencia está es]crito que es un denigrador y un blasfemo. 74 [Y también: cuando ellos tengan impurezas de lepra] no comerán de las cosas santas 75 hasta que se ponga el sol en el día octavo. Y sobre la impureza de un 76 cadáver: nosotros decimos que todo hueso, [o descarnado] 77 o completo, está sujeto a la ley del muerto o del asesinado. 78 Y sobre las fornicaciones  que se practican en medio del pueblo: ellos son [miembros de la congregación de perfecta] 79 santidad, como está escrito: “Santo es Israel”.  Y sobre su [animal puro] 80 está escrito que no emparejará dos especies; y sobre el vestido, [está escrito que no] 81 mezclará materiales; y que no sembrará su campo [o su viña con dos especies] 82 porque son santos. Y los hijos de Aarón son los [más santos de los santos,] 83 pero vosotros sabéis  que una parte de los sacerdotes y del pu[eblo se mezclan] 84 y ellos se cruzan y profanan la simiente [santa y también] 85  su [simiente] con fornicaciones, por[que los hijos de Aarón] 86 […] 87 […] … […] que vendrán 88 y quien […] … […] 89 Y sobre las mujeres: […]  y traición […] 90 pues en estas cosas [… por] la violencia y la fornicación han sido destruidos [algunos] 91 lugares. Y [también] está escri[to en el libro de Moisés que no] se introducirá una abominación [en casa, pues] 92 la abominación es detestable. [Y vosotros sabéis que] nos hemos separado de la mayoría del pue[blo y nos abstenemos] 93 de mezclarnos en estos asuntos, y e unirnos a ellos en estas cosas. Y vosotros sa[béis que no] 94  se encuentra en nuestras obras engaño o traición o maldad, pues sobre [estas cosas no]sotros damos [… y también] 95  os hemos es[crito] que debéis comprender el libro  de Moisés [y las palabras de los pro]fetas y de David [y las crónicas] 96 [de cad]a generación. Y en libro está escrito […] … que no 97 […] Y también está escrito que [os extraviaréis] del camino y os sucederá el mal. Y está escrito  98 […] y establecimos […] 99 […] Y está escrito que 100 vendrán sobre vosotros [todas las cosas] estas en el final de los días, la bendición 101 y la maldición [… y os acorda]réis en vuestro corazón y os volveréis a mí con todo vuestro corazón 102 [y con to]da vuestra alma [… al fin]al [del tiempo] y seréis […] 103 [Y está escrito en el libro de] Moisés y en [las palabras de los profe]tas que vendrán [sobre vosotros bendiciones y maldiciones] que […] 104 [las ben]diciones  que vi[nieron  sobre] él en los días de Salomón el hijo de David y también las maldiciones  105 que vinieron sobre él desde los [días  de Je]roboán hijo de Nebat y hasta la cautividad de Jerusalén y de Zedequías rey de Judá 106 [que] los introducirá en […]. Y nosotros reconoceremos que han llegado parte de las bendiciones y maldiciones 107  que están escritas en li[bro de Mo]isés. Y este es el final de los días, cuando vuelvan a Israel 108 por [siempre…] y no retornen […] y los impíos obrarán impíamente y […] 109 Y […] recuerda a los reyes de Israel y considera sus obras, cómo quién de ellos 110 respetó [la Torah] fue librado de sus angustias; a quienes buscaron la Torah 111 [les fueron perdonados] sus pecados. Recuerda a David, uno de los “piadosos”, y también 112 él fue librado de sus muchas angustias y fue perdonado. Y también nosotros te hemos escrito 113 algunos de los preceptos de la Torah que pensamos buenos para ti y para tu pueblo, pues [vimos] 114 en ti inteligencia y conocimiento de la Torah. Considera todas estas cosas y busca ante él que él confirme 115 tu consejo y aleje de ti la maquinación malvada y el consejo de Belial, 116 de manera que puedas alegrarte al final del tiempo en el descubrimiento de que algunas de nuestras palabras son verdaderas. 117 Y te será contado en justicia cuando hagas lo que es recto y bueno ante él, para tu bien 118 y el de Israel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario