"No hay decisiones buenas y malas, solo hay decisiones y somos esclavos de ellas." (Ntros.Ant.)

sábado, 9 de enero de 2010

MARI - CARTAS -

Mari


Descubierta por una expedición francesa y excavada desde 1933, la ciudad de Mari, cerca del Eufrates y a 11 km. al nor‑noroeste de Abu‑Kemal en territorio asirio, ha proporcionado un archivo con más de 20.000 tablillas, que cubren el periodo ca. 1810 ‑1760, dándonos una visión de la situación de la época como no encontraremos sino más tarde, a través de la documentación de El‑Amarna. La primera carta, de Yamash‑Adad a su hermano Ishme Dagan (hijos ambos del difunto Sahmsi-Adad I de Asiria), revela la indignación que le produce la escasa cantidad de estaño recibida. Las otras se refieren al reinado de Zimri‑Lim, con el que Mari alcanza su máxima prosperidad, antes de la intervención de Hammurabi. La segunda carta refleja claramente la situación existente en el "creciente fértil" entre la muerte de Shamsi‑Adad I y los años de expansión del monarca babilonio. La tercera alude al peligro que para la ciudad del Efrates medio constituyeron siempre los nómadas. Las dos últimas revelan las relaciones entre Zimri‑Lim y Hammurabi, así como las intrigas existentes entre los funcionarios.

3. A mi señor, dile: así habla Bannum, tu servidor. Ayer salí de Mari, y pasé la noche en Zuruban. Todos los benjaminitas levantaron señales de fuego. Desde Samanum a Ilum-Muluk, de Ilum-Muluk a Mishlan, todas las ciudades de los benjaminitas del distrito de Terqa encendieron señales de fuego en respuesta, y tan lejos no he descubierto el significado de esas señales. Ahora, determinaré el significado, y escribiré a mi señor al respecto. Que se refuerce la guardia de la ciudad de Mari, y que mi señor no salga fuera de sus puertas.

4. A mi señor, dile: Así habla Ibal‑pi‑Il, tu servidor. Hammurabi me habló como sigue: "Una fuerza fuertemente armada ha salido para atacar a la columna enemiga, pero no se encontró una base adecuada, por lo que dicha fuerza ha regresado con las manos vacías y la columna del enemigo está procediendo en buen orden y sin pánico. Ahora, que una fuerza ligera vaya hacia la columna del enemigo y capture informadores".
Así me habló Hammurabi. Voy a enviar a Sakirum con trescientos hombres a Shabasum, y las tropas que ya he mandado son ciento cincuenta Hanu, cincuenta Suhu (elementos pertenecientes a grupos tribales amoritas, sedentarizados y utilizados por Mari como mercenarios; los más importantes son los hanu, haneos), y cien hombres de las orillas del Eúfrates; y hay trescientos hombres de Babilonia. A la vanguardia de las tropas de mi señor va Ilu‑nasir, el vidente, el súbdito de mi señor; y un vidente babilonio va con las tropas de Babilonia. Estos seiscientos hombres tienen como base Shabazum, y el vidente reune los presagios. Cuando la apariencia de sus presagios es favorable, ciento cincuenta salen y ciento cincuenta entran. Que mi señor sepa esto. Las tropas de mi senor están bien.

Hatsor mencionado en una carta de Mari

Carta del prefecto de palacio al rey de Mari, Zimri‑Lim (1782‑1759).
Mensajeros de paso de Babilonia, Eshnunna, Ekallatum, Karana, Qabra y Arrapha, que fueron enviados a Yamhad, Qatana, Hatsor (Ha-tsú-ra-a) y [...] van a llegar. )Debo dejar(les) libres o retenerles?

Los cananeos en una carta de Mari

Esta carta, bastante dañada, está dirigida al virrey de Mari Iasmah-Addu (entre 1810 y 1781) por el oficial que conducía una operación militar en una región no identificada, pero que quizás sea el valle del Balih, afluente de la orilla izquierda del Eufrates. En la línea 7 recto se lee.

Nos hemos asentado frente a Rahitsum (...)
Unos bandidos y Kinah_nu (ki‑na‑ah_‑nú(m) están asentados precisamente en Rahitsum. Nosotros y ellos nos observamos. Los soldados están bien; que el corazón de mi señor no se inquiete por sus soldados.

2 comentarios:

  1. Mucho gusto en conocer este blog y muy agradecido ya que necesitaba el texto del Los testamentos de los doce patriarcas y usted(es) me lo han brindado. Con aprecio,

    Dr. Francisco Mena Oreamuno
    Catedrático Universidad Nacional
    Costa Rica

    ResponderEliminar
  2. El agradecido soy yo, Francisco,Gracias por tu visita.Mensajes como el tuyo alientan para seguir trabajando. Además, de otros temas, es mi sueño formar una gran biblioteca de textos antiguos. Espero lograrlo, almenos, parcialmente.

    Sergio (Nuestros Amtepasados)

    ResponderEliminar